facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

March 4, 2016

Si ha estado pensando en alquilar una propiedad para vacaciones, tenga en cuenta que se ha vuelto mucho más fácil—pero en cierto modo, también más difícil.

5 consejos para planificar vacaciones compartiendo una propiedad

Gran parte de la gestión de los alquileres para vacaciones ahora es online, lo cual simplifica el proceso y lo hace más accesible. Además, la llamada "economía colaborativa" hace que más gente haya entrado al negocio del alquiler de habitaciones y hospedaje. De hecho, un estudio realizado por la consultora EY destaca que solamente en un año, la principal empresa de habitaciones compartidas del mundo—con menos de 10 años de antigüedad—agregó más listados a su inventario que las habitaciones que agregaron las empresas hoteleras más grandes del mundo en el mismo periodo.

¿Entonces alquilar para vacacionar es más fácil que nunca, verdad? Quizás, pero aún así deben proteger su dinero de las opciones desalentadoras y posiblemente fraudulentas Antes de concretar el alquiler de una propiedad o de compartir una propiedad vacacional, haga las tareas. A continuación, cinco consejos para empezar:

1. Evalúe exhaustivamente su destino. Los destinos turísticos más concurridos generalmente tienen la mayor cantidad de opciones de alojamiento—desde hoteles de lujo hasta hostales. Los alquileres vacacionales están generalmente en un entorno alegre, ubicados en vecindarios agradables con una impresión hogareña y cocina disponible, para hacer la estancia mucho más asequible. No obstante, cada destino tiene sus maneras de manejar los alquileres vacacionales. Aunque las generaciones más nuevas de las empresas de propiedades compartidas se muestran muy activas, evalúe las opciones tradicionales como los agentes de bienes inmuebles para vacacionar y los servicios ofrecidos, para comparar precios y ofertas. También busque el nombre y la dirección de la propiedad que está pensando alquilar, para ello, use las palabras "estafa en propiedades para vacacionar", para ver si hay algún indicio de fraude, delito u otros problemas relacionados.

2. Consulte las leyes locales que rigen para los alquileres a corto plazo. Aunque es más sencillo hacer esto localmente que en el exterior, verifique que el tipo de alquiler vacacional que está considerando sea legal. Revise las últimas noticias o comuníquese con la oficina de turismo local o la cámara de comercio para ver si el sitio de destino no tiene restricciones legales o de zonificación en donde vaya a alquilar.

3. Averigüe sobre el arrendatario personalmente o con expertos y organismos locales. Si el arrendatario tiene buena reputación, estará deseoso de mantener una conversación detallada sobre la propiedad, costos, arreglos financieros y reglas del lugar—esto incluye el uso de cerrojos que pueda utilizar, si está alquilando habitaciones dentro de su residencia. Tómese un tiempo para llamar al organismo de turismo local, la cámara de comercio o la oficina local de Better Business Bureau (http://www.bbb.org) para consultar detalles sobre el arrendatario o la propiedad. Pídales al arrendatario referencias de inquilinos anteriores, si es posible, y considere visitar la página de la Comisión Federal de Comercio (FTC) (https://www.consumer.ftc.gov/taxonomy/term/877) para más información actualizada sobre el alquiler de propiedades fuera de su localidad.

4. Antes de pagar, solicite toda la documentación sobre los acuerdos y seguros de responsabilidad. Antes de reservar, pida ver toda la información contractual con precios y datos de fechas completos, como también comprobantes del seguro de la propiedad en alquiler. Debe entender todos los pagos y reglas de la propiedad que afecten su estancia y qué podría pasar en caso de daños accidentales a la propiedad mientras usted esté allí. Comparta esos documentos con su compañía de seguro de vivienda o alquiler, para informarse antes de firmar. Si un arrendatario duda en compartir esta información, quizás deba considerar otras opciones. Además, revise también su cobertura de salud, propiedad y responsabilidad para garantizar que esté protegido durante el viaje.

5. Analice todos los riesgos vinculados al gasto de la operación de alquiler. Si tiene previsto alquilar una propiedad vacacional, no olvide llamar a su compañía de tarjeta de crédito y seguro de viajes para averiguar si le brindan alguna protección en particular en caso de que algo salga mal con el alquiler. Siempre que salga de su ciudad, es bueno revisar todas las protecciones que pueda tener a su disposición. Y si el arrendador le pide un pago en efectivo por adelantado—en especial un giro—tenga cuidado. Muchas estafas de viajes comienzan con efectivo que se transfiere.

Para concluir: ¿Está planificando las próximas vacaciones? Antes de concretar el alquiler vacacional, investigue sobre el propietario y la propiedad exhaustivamente.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir