facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

November 27, 2015

De acuerdo a Kelley Blue Book, el costo promedio de un vehículo nuevo en los EE.UU. ronda los $33.730 (http://mediaroom.kbb.com/new-car-transaction-prices-up-september-2015-volkswagen-down). Por eso, muchos están evaluando la posibilidad de tener un auto de forma no tradicional.

Según Edmunds.com, más del 25 por ciento de los automóviles estadounidenses nuevos se está financiando a través del arrendamiento en lugar de un préstamo y la mayoría de los que eligen esta opción tiene menos de 35 años.

El tema es pagar lo menos posible por mes.

Tanto para los conductores jóvenes como para los mayores, el arrendamiento ha crecido mucho porque se puede hacer con un anticipo mínimo, o directamente sin anticipo, y ofrece la posibilidad de tener un auto mejor y más nuevo por menos dinero.

¿Cuál es la principal desventaja? El auto no será suyo a menos que lo compre al término del arrendamiento, lo cual puede ser un buen negocio o no.

Experian Automotive – una división de uno de los principales servicios de informes crediticios—informó a mediados de 2015 que quienes arriendan autos ahorran casi $100 por mes en comparación con quienes los compran a través de un préstamo. Sus números muestran que el pago mensual promedio por un vehículo nuevo arrendado es de $394, contra $483 por un vehículo comprado con un préstamo.

Entonces, ¿le conviene arrendar un auto? No decida nada sin antes investigar, asesorarse y analizar sus finanzas. Empiece por considerar las principales ventajas y desventajas:

Arrendamiento:

Ventajas: Anticipo y pagos mensuales más bajos que los de los préstamos automotores convencionales; bajo costo de reparación gracias a las garantías de fábrica que suelen extenderse por el plazo del arrendamiento (por lo general, tres años); fácil entrega o cambio al término del arrendamiento; y menor impuesto a las ventas porque el arrendamiento se basa en solo tres o cuatro años de uso.

Desventajas: Básicamente, está alquilando un auto, no comprándolo –los pagos son menores porque, en realidad, está pagando solo los intereses y gastos de depreciación y no recibe ningún capital; tiene un límite de millaje anual (entre 12.000 y 15.000 millas), con severas penalidades si se excede; y se pueden aplicar cargos considerables por uso y desgaste excesivo del auto o por cancelar el arrendamiento antes de que venza el plazo.

Compra:

Ventajas: Libertad de recorrer la cantidad de millas que quiera, usar y modificar el vehículo como lo desee; ser dueño del auto por mucho tiempo (más de 100.000 millas), con buen mantenimiento, puede resultar mucho más económico a largo plazo; y, como usted es el dueño del auto, puede venderlo en cualquier momento.

Desventajas: Por lo general, deberá pagar un anticipo mayor que el del arrendamiento; los pagos mensuales del préstamo suelen ser más altos porque, a diferencia del arrendamiento, el auto será suyo cuando termine de pagar el préstamo; una vez vencidas las garantías de fábrica, debe hacerse cargo del costo del mantenimiento del auto, que puede ser alto o no; y tendrá más dinero atado a un activo que se va depreciando con el tiempo.

Dejando de lado estas ventajas y desventajas, es importante saber que tanto los préstamos como los arrendamientos siempre son negociables. Por eso, conviene investigar. Comience por calcular qué auto puede pagar (http://www.practicalmoneyskills.com/HowMuchCarCanYouAfford) y busque asesoramiento financiero y fiscal profesional para que lo ayude a decidir cuál es su mejor opción de acuerdo a su situación financiera.

Para muchos, el arrendamiento implica un análisis más extenso ya que esta forma de financiación es relativamente nueva para la mayoría de los conductores y la terminología (http://www.cars.com/advice/) puede resultar desalentadora. Pero, en general, el mejor negocio depende de dos factores principales –negociar el precio más bajo por el vehículo y asegurarse de que sea un vehículo con alto valor post-arrendamiento. En pocas palabras, la posibilidad de que el arrendador siga haciendo dinero con un vehículo arrendado de mucho valor, le permite cobrar un arrendamiento mensual más bajo al comienzo.

En resumen: Si necesita un vehículo, vale la pena evaluar si le conviene más arrendarlo o comprarlo. Tenga en claro qué necesita y busque asesoramiento para poder tomar la decisión correcta.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir