facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

January 29, 2016

Los niños tienen una fortaleza sorprendente ante las crisis. Pero aun así, los problemas económicos familiares graves pueden afectar potencialmente la vida hogareña, la educación y la perspectiva de la administración del dinero de los pequeños en el proceso.

Aunque mi esposa y yo no tenemos hijos, los niños menores de 10 años que son particularmente maduros—y particularmente observadores—a menudo detectan de inmediato el estrés de los padres con respecto a los problemas económicos y de otra índole.

¿Cómo ser honesto sobre las finanzas con un niño menor de 18 años de edad sin transmitirle confusión ni estrés? La American Psychological Association destaca (http://www.apa.org/helpcenter/children-economy.aspx) que los niños pueden afrontar las crisis de muy buena manera, pero la mayoría todavía no está profundamente consciente de la tensión que se genera en el hogar. A continuación, algunas ideas de la APA y otros recursos que puede utilizar al compartir sobre los problemas financieros con sus hijos:

  • Diga la verdad, pero preste atención a cómo hacerlo. Sin duda querrá ahorrarle a su hijo preocupaciones y dificultades, pero es importante tratar a las cosas según su debida dimensión. Intente explicarle detalles de forma breve pero veraz sobre lo que está sucediendo y permítale hacer preguntas. Cualquier niño, por más avanzado que sea, puede inquietarse si sus padres revelan temor extremo sobre sus preocupaciones financieras. Tenga en cuenta que estas conversaciones son una gran oportunidad para comprender los pensamientos y actitudes de su hijo. Procure una conversación amable, comprensiva y preste atención a las señales.
  • Que la charla sea adecuada para la edad. Los adolescentes pueden estar más informados de las situaciones económicas porque pueden identificar diferentes conductas en el hogar o porque los padres de sus amigos podrían estar atravesando situaciones similares. No obstante, los más pequeños, por lo general tienen menos conocimiento y experiencia de lo que está sucediendo. Cuénteles a los niños lo que necesitan saber, pero no los sature con información.
  • Dé el ejemplo. Puede ser difícil, pero demuestre gentileza bajo la presión. Esté calmo y sea considerado. Si está buscando empleo, converse al respecto con sus hijos e incluso cuénteles cómo es el proceso. Recuerde, los niños aprenden con el ejemplo Si ven que sus padres manejan la situación adversa con sensatez, sin importar cuánto tiempo demore salir de la tormenta, esa será una lección muy importante. Transmita una conducta que les enseñe a tratar exitosamente los problemas financieros una vez que sean adultos.
  • Presente o refuerce lecciones con respecto al dinero. No importa cuál sea el problema, refuerce el concepto de ahorrar y gastar inteligentemente, sin importar la edad que tenga el niño Independientemente de la edad, (http://www.practicalmoneyskills.com/EducateKids/) los niños deben recibir lecciones periódicas sobre la relación del dinero con los demás aspectos de la vida.
  • Que sea una experiencia educativa. Transmita conductas que los niños necesitarán para administrar exitosamente el dinero en el futuro. No importa cuál sea el problema, refuerce el concepto de ahorrar y gastar inteligentemente, sin importar la edad que tenga el niño. Enseñarles a los niños acerca del dinero puede ser algo entretenido mediante juegos educativos. El sitio web de Practical Money Skills ofrece una colección de juegos (http://www.practicalmoneyskills.com/games/) para que los niños jueguen y aprendan a ahorrar. Converse con ellos sobre conceptos financieros importantes como la preparación de presupuestos—y aplíquelos a la vida real, al planificar unas vacaciones familiares o salidas asequibles.
  • Establezca un fondo de emergencia. Uno de los fundamentos de las finanzas personales; el fondo de emergencia existe para proteger los ahorros y mantener al mínimo el nivel de endeudamiento por préstamos. Los niños mayores pueden adoptar el valor de un fondo de emergencia como una forma de compensar la pérdida económica que representa extraviar la bicicleta o el smartphone u otros artículos personales. Para los adultos, la regla general con respecto a los fondos de emergencia es contar con al menos tres a seis meses de ahorros en mano, en caso de la pérdida del empleo o una reparación costosa. La clave es conversar con los adolescentes sobre los riesgos financieros paralelos en sus vidas, donde un fondo de emergencia podría ser un beneficio.
  • Concéntrese en cosas más importantes que… las cosas. Los padres puede usar ese lapso de dificultad económica para concentrarse en cosas positivas, como disfrutar tiempo con la familia, amigos y mascotas, eso no cuesta mucho. La buena salud y hábitos saludables son elementos esenciales para enmendar los problemas, superar las adversidades y vivir una vida plena. Para resumir, utilice este periodo para ayudar a sus hijos a pensar en el dinero de la manera correcta.

Compartir los problemas de dinero con los niños

Para concluir: Una crisis financiera realmente puede poner a prueba la fuerza de la familia. Si está en aprietos económicos, aproveche la situación para enseñarles a sus niños algunas valiosas lecciones sobre el dinero.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir