facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

April 3, 2015

Alimento de primera calidad, atención veterinaria de última generación y comodidades que muchos humanos envidiarían tener, ya son parte de la vida diaria de muchas mascotas estadounidenses. Por eso, los futuros dueños deberían realizar una planificación financiera antes de llevar a casa un perro, gato u otra clase de animal.

Para los que estén pensando en comprar o adoptar un perro, primero sugiero investigar cuánto les costará tenerlo. La amplia gama de productos, servicios y opciones médicas de avanzada para las mascotas estadounidenses han hecho crecer los gastos de la industria de las mascotas de EE.UU. a casi U$S60 mil millones en 2014, casi el doble de la cifra de 2004. Según The Humane Society of the United States, este número se triplicó desde los años 70, por lo que no es de sorprender que el elevado precio de los productos y servicios de avanzada para mascotas estén haciendo gastar a sus dueños más de la cuenta.

Los futuros dueños de mascotas deben comenzar a investigar teniendo una idea de los costos del primer año. La ASPCA (https://www.aspca.org) publica una estimación anual para diferentes mascotas. Los costos de compra y adopción pueden variar según la raza, por lo que sugiero informarse bien sobre la mascota específica que desee tener. Afortunadamente, casi todas las clases de mascotas tienen presencia en Internet, con sitios para adopción y rescate. Es particularmente importante investigar el comportamiento de la mascota, los cuidados que necesita, sus problemas de salud y podría ser conveniente consultar con un veterinario sobre los cuidados domésticos y médicos.

Tenga en cuenta que el costo promedio de una mascota, sin contar los juguetes, las golosinas o las visitas al veterinario no programadas, puede ser desalentador. Por ejemplo, la ASPCA estima que, actualmente, un perro grande puede costar unos U$S1.800 en el primer año y luego, unos U$S780 por año. Eso no incluye el costo de la atención médica por enfermedades importantes o accidentes, que podría llegar a las cuatro cifras. Si el perro vive entre ocho y diez años, eso significa un gasto mínimo de entre U$S7.260 y U$S8.820 a lo largo de su vida. Muchos expertos y dueños de mascotas siguen debatiendo si vale la pena o no comprar un seguro para mascotas (http://www.practicalmoneyskills.com/petinsurance), una opción que también conviene investigar antes de comprar o adoptar un animal.

Muchos propietarios e inquilinos también deben consultar con sus aseguradoras sobre las restricciones de mascotas que podrían incrementar sus primas o anular su cobertura. En 2013, el Instituto de Información de Seguros informó que un tercio de los reclamos por responsabilidad civil presentados en 2013 fueron solo por mordeduras de perros. Ciertos tipos de razas pueden ser consideradas de mayor riesgo entre algunas aseguradoras, por lo que antes de comprar o adoptar una mascota, los futuros dueños deben leer las pólizas de sus seguros de propietario o inquilino para ver si el animal puede llegar a afectar el precio o la disponibilidad de la cobertura.

Por último, ciertos tipos de mascotas ameritan una planificación de herencia. Algunas razas de mascotas –como los pájaros y las tortugas –pueden vivir más de 20 años. Si su dueño queda discapacitado o fallece, las mascotas pueden tener un futuro incierto si no hay un plan para su cuidado y sostén económico. Los planificadores patrimoniales han reconocido a los fideicomisos de mascotas como una posible solución legal para estos casos. Las personas de edad avanzada dueñas de mascotas, ya sea enfermas, discapacitadas o que vivan solas, podrían pensar en dejar instrucciones específicas para sus animales en sus testamentos o directivas anticipadas.

En resumen: Con los potenciales costos de veterinaria u otras formas de cuidado, los dueños de mascotas deben tener su propia planificación financiera. Es importante investigar sobre los costos relacionados con las diferentes especies y razas antes de comprar o adoptar.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir