facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

June 19, 2015

Debido a la realidad económica reciente, la convivencia multigeneracional se ha incrementado en muchas familias.

Si usted, su pareja o su familia quieren – o necesitan – salir de la ciudad ahora mismo, ¿cómo improvisaría un gran viaje de último momento sin irse a la quiebra?

La planificación es esencial. Aborde el viaje como un pasatiempo – busque consejos, técnicas y recursos actuales online para mantenerse al día con las mejores ofertas de último minuto.

Habrá que resignar comodidades. Quizás haya que viajar fuera de las horas pico (el primer vuelo de la mañana o el último vuelo de la noche, los días de semana generalmente) y parar en hoteles o sitios no muy populares.

A continuación, algunos consejos rápidos para ahorrar dinero en un viaje de último momento:

Viaje ligero, muévase rápido. Viajar a último minuto no es para los indecisos. Los viajeros dedicados son minimalistas – saben cómo empacar, organizar sus papeles y administrar sus opciones de pago, y tienen la preparación mental para abordar los problemas y desafíos sobre la marcha. También saben que viajar a último momento puede aumentar los riesgos y costos. Si está planificando un viaje que requiere seguro de viaje, (https://www.insuremytrip.com/learn/travel-insurance-basics/when-to-buy.html) posiblemente no obtenga aprobación de la cobertura en esta oportunidad.

Establezca los recursos online adecuados. Internet ha revolucionado la mayoría de las formas de adquirir bienes y servicios, pero en lo que respecta a viajes, ofrece una velocidad y personalización sin precedentes. Utilice los principales sitios de viajes con antecedentes comprobados y una amplia variedad de productos, no obstante, esté al tanto de los nuevos sitios web y apps de viaje que salen cada día. Algunas aerolíneas ahora ofrecen sus propios sitios de tarifas de último momento, pero trate de suscribirse a diversos recursos de viaje para recibir alertas y notificaciones de redes sociales y no perderse las ofertas en pasajes, hoteles o transporte terrestre. Además, es bueno incorporar escalas a su itinerario para no tener que pagar hotelería; tómese un tiempo para comparar precios de dos boletos de ida – de empresas competidoras – en lugar de boletos de ida y vuelta de empresas individuales. Quizás pueda ahorrar.

Pruebe nuevas opciones de alojamiento. La nueva generación de compartir apartamentos y habitaciones de hogar y los servicios de alquiler de viviendas vacacionales para periodos prolongados brindan posibilidades de alojamiento para esos viajes de último momento, pero tenga en cuenta que los estafadores online (http://www.practicalmoneyskills.com/rentalscams) también se mueven en este terreno y todas las transacciones se deben verificar de manera independiente. Alojarse en hostales ya no es solo para estudiantes y mochileros; hay hostales que apuntan a viajeros más grandes también. Consultar por teléfono también vale para el sector hotelero - averigüe precios online y compárelos con los precios que le ofrezcan llamando directamente al hotel; consulte si existe alguna tarifa corporativa más baja o con descuento para el periodo de su estadía.

Comparte precios de alquiler de automóvil y viaje compartido. Si piensa conducir hasta su lugar de destino, compare los precios de los coches de alquiler con los precios de las principales compañías de viajes compartidos directamente desde su dispositivo móvil. Muchas compañías de viajes compartidos le permiten obtener presupuestos por adelantado con anticipación. También tenga en cuenta cuánto le costará aparcar su coche de alquiler en la ciudad de destino – con los viajes compartidos, se ahorrará ese gasto.

Finalmente, evalúe todas las membresías que posee. Comience buscando todas las tarjetas que tiene en su cartera. Desde tarjetas de crédito hasta credenciales de membresía de su principal grupo de contacto profesional e incluso la del automóvil club que remolca su vehículo, ¿podría aprovechar los beneficios que le ofrecen para un viaje de último momento? Dedique un momento a revisar esos beneficios – o infórmese de ellos por primera vez.

Para concluir: Viajar a último momento casi siempre es posible, pero tendrá que hacer sus tareas e improvisar un poco.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir