facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

February 27, 2015

Si le preocupa cómo pagar la educación universitaria de su hijo, tenga en mente esta estadística: durante el ciclo académico 2011-12, el Departamento de Educación de EE.UU. informó que el 85 por ciento del total de alumnos de carreras universitarias de cuatro años recibió algún tipo de ayuda financiera.

Lo ideal es planificar con anticipación y desarrollar una estrategia de ahorro universitario acorde a sus finanzas. Si necesita más recursos para cubrir costos adicionales, averigüe sobre la Solicitud Gratuita de Ayuda Universitaria Federal, más conocida por sus siglas en inglés “FAFSA” (https://fafsa.ed.gov).

FAFSA es una solicitud universal para los actuales y futuros estudiantes universitarios estadounidenses que deseen recibir ayuda económica para la universidad. Es la puerta de acceso a becas, préstamos universitarios y programas de trabajo para estudiantes a nivel federal y estatal.

Si tiene un hijo que irá a la universidad, es buena idea comenzar a averiguar sobre la FAFSA lo antes posible. Este formulario universal es el primer paso de todo actual o futuro estudiante que necesite ayuda para pagar su educación universitaria. Para el año académico 2014-15, el Consejo Universitario informó que el costo promedio de la matrícula anual, alojamiento y comidas (http://trends.collegeboard.org) fue de U$S18.943 para los alumnos de universidades públicas de su mismo estado, U$S32.762 para los alumnos que concurren a universidades públicas de otro estado y U$S42.419 para las universidades privadas sin fines de lucro.

Los alumnos deben completar el formulario FAFSA, pero si su hijo es un estudiante dependiente, deben reunir la información juntos. Los estudiantes dependientes son, por lo general, menores de 24 años, solteros y no trabajan jornada completa, y necesitarán sus datos financieros para completar la solicitud. Los alumnos con circunstancias familiares especiales (incluyendo padres ausentes) pueden solicitar ayuda federal y estatal bajo ciertas condiciones, pero deben consultar las opciones específicas directamente con los representantes del programa de ayuda financiera de las universidades a las que deseen concurrir.

Para iniciar el proceso, el alumno elige un número de información personal o PIN, que le permite acceder al sistema de ayuda financiera multi-anual. Luego, continuarán con su propio número del seguro social, su dirección y sus datos de contacto. Los padres deben presentar los datos de su última declaración fiscal y otros comprobantes de ingresos. Los padres que no son ciudadanos estadounidenses deben ingresar su Número de Registro de Extranjero. El sitio web de la FAFSA contiene más información y detalles.

Los formularios FAFSA se presentan del 1 de enero al 30 de junio de cada año, pero tenga en cuenta que los plazos para solicitar ayuda financiera para la universidad a la que concurre o desea concurrir su hijo (https://fafsa.ed.gov/deadlines.htm) pueden ser más cortos, dependiendo del estado donde se encuentre.

No obstante, antes de comenzar este proceso, se debe consultar con un asesor financiero y fiscal sobre las diferentes opciones de ahorro e inversión que puedan minimizar la necesidad de pedir un préstamo universitario. Si necesitan ayuda para completar el formulario FAFSA, los padres y alumnos pueden contactarse con los administradores de los programas de ayuda financiera de las universidades a las que deseen concurrir o en las que el alumno haya sido aceptado. Algunas universidades ofrecen talleres de ayuda para completar el formulario y hay organizaciones, como la College Goal Sunday (http://www.collegegoalsundayusa.org/) que ofrece asistencia en 39 estados.

Los padres y alumnos también deben buscar ayuda en sus propias redes. Hay empleadores, organizaciones profesionales (relacionadas con la carrera que desea seguir el estudiante), fraternidades y fundaciones privadas que pueden ser buenos recursos para obtener becas o subvenciones sin condiciones. Si un hijo dependiente trabaja durante el verano en una compañía importante (comidas rápidas, ventas minoristas, etc.) puede averiguar si su empleador ofrece becas o beneficios de educación a sus empleados de media jornada. También es importante estar atento a las noticias para informarse sobre los últimos cambios en las leyes federales y estatales de préstamos universitarios y ayuda financiera.

En resumen: Saber lo más posible sobre las ayudas financieras universitarias puede ayudar a los padres y alumnos a planificar mejor la cobertura de esos gastos. No importa si faltan meses o años para ir a la universidad, nunca es demasiado temprano para comenzar a planificar y ahorrar.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir