facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

December 11, 2015

Para todos los planes que hacemos durante las fiestas, las últimas dos semanas antes de los grandes festejos y reuniones familiares pueden hacer trastabillar incluso al mejor de los presupuestos.

Tal vez lo que se necesite son trucos de último minuto para reducir el sobregasto al mínimo. Estas son algunas ideas que pueden ayudarlo.

Haga un seguimiento de sus gastos. Si está llegando al límite de su presupuesto y no sabe en qué gastó tanto, junte y analice los recibos. Tal vez usted y su cónyuge estén haciendo compras por separado, gastando demasiado en combustible o en comidas o no estén coordinando bien las cosas que necesitan. Tal vez los niños estén agregando cosas a sus listas a último minuto. Es difícil decir que no a los niños; por eso, fíjese si hay algún regalo de adulto, artículo decorativo o comida especial de la época que no necesite comprar. En otras palabras, si su presupuesto es ajustado, identifique los gastos que pueda alterar y ajuste su plan de gastos.

No se olvide del costo de las devoluciones. Algunas tiendas son muy estrictas con respecto a la política de devolución de sus productos. Por eso, es doblemente importante conservar todos los recibos. Si obsequia tarjetas de regalo, asegúrese de que la persona que la reciba tenga la factura de compra por si la tarjeta no funciona. Si compró productos por Internet, asegúrese de conservar la información de devolución importante y las etiquetas para devolución de paquetes por si las necesita. Además, tome una medida más con las devoluciones –fíjese si el vendedor le está cobrando más por hacer la devolución con su opción de envío que si la hiciera usted localmente con su propio embalaje. Por último, tenga en cuenta el costo de reposición—algunos comerciantes cobran un recargo del 10 por ciento sobre el costo del producto por aceptar una devolución, especialmente en las compras de electrónicos o artículos mecánicos que llevan un embalaje pesado. El mejor momento para consultar las políticas de devolución es antes de comprar pero, si tiene que devolver más de un producto, hágalo todo en el mismo viaje para ahorrar tiempo, combustible y dinero.

“Acóplese” a las compras de otros. Si tiene una larga lista de regalos para su familia o seres queridos, curiosee. Tal vez su hermana le vaya a comprar a su marido esa TV de pantalla plana gigante que tanto quería para ver películas. Tal vez sus sobrinos y sobrinas reciban juguetes, muñecas o productos tecnológicos costosos para los que se necesiten ropa, software o accesorios. Si está tratando de recortar su presupuesto para las fiestas, averigüe con los seres queridos para ver si puede complementar estos regalos costosos con accesorios más económicos que también les puedan gustar. Comprando un par de vestidos para esa costosa muñeca, en lugar de tener que comprar la muñeca, usted ahorra dinero, su ser querido no tendrá que comprárselo más adelante y la niña recibe algo que le gusta. Todos salen ganando.

Cuídese de los robos. De nada sirve comprar inteligentemente si nos roban los paquetes, nuestros datos personales o la billetera. La proximidad de las fiestas y las agendas cargadas de compromisos nos agotan y distraen. Por eso, tenga mucho cuidado para evitar un posible robo de identidad (https://www.identitytheft.gov), el robo de paquetes de su auto, su casa o su vestíbulo. Si utiliza el transporte público, tenga especial cuidado de no llevar dinero, compras o tecnología personal a la vista de los ladrones.

En resumen: No deje que el apuro de las últimas semanas antes de las fiestas destruya su presupuesto ni ponga en riesgo su seguridad financiera de ningún modo.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir