facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

August 21, 2015

Criar a un hijo desde que nace hasta los 18 años les cuesta a los padres, en promedio, $245.340.

Esta cifra que da el Departamento de Agricultura de EE.UU. es solo una de las razones por las que se aconseja a los padres realizar una planificación financiera paralela para los gastos de los hijos y el retiro. La clave es comenzar a hacerlo lo antes posible –un artículo publicado en diciembre de 2012 en The New Republic dice que los adultos están formando sus propias familias más tarde que las generaciones anteriores. En pocas palabras, las necesidades de ahorro para la crianza de un hijo, los estudios y el retiro parecen estar ahora más enfrentadas que nunca.

Para los futuros padres o padres solteros, toda discusión familiar debería comenzar con los pros y contras de formar una familia en términos de proyectos personales, estilo de vida y éxito profesional. En definitiva, antes de preguntarse si tienen dinero para criar a un hijo deben preguntarse si quieren tener un hijo.

Una vez fijadas las metas familiares, lo prudente es evaluar la situación actual de sus finanzas. Si bien muchas parejas hablan mucho sobre el dinero (http://www.practicalmoneyskills.com/moneyquestions) antes de casarse, también es bueno hablar sobre la planificación familiar. Tanto para las parejas como para los padres solteros es bueno que haya una transparencia financiera total antes de embarcarse en un embarazo, adopción o tratamiento de fertilización.

Busque asesoramiento profesional financiero y fiscal adecuado a sus circunstancias específicas. Pregunte a sus familiares y amigos de confianza si conocen a algún planificador financiero calificado y expertos fiscales. Además, consulte las reglas fiscales vigentes para saber cómo manejar y posiblemente deducir ciertos costos relacionados con la adopción o los tratamientos de fertilización.

Investigue mucho y busque recursos en Internet. El sitio web del IRS (http://www.irs.gov/Individuals/Parents) actualiza constantemente sus publicaciones fiscales para padres, que pueden ayudarlo en la planificación general. Todos los días surgen nuevos autores y bloggers dedicados prácticamente a todos los aspectos de la paternidad; los amigos, familiares y colegas también pueden ser una buena fuente de consejos.

Para los futuros padres empleados, es buena idea evaluar los beneficios mucho antes del embarazo, la fertilización o la adopción. Dependiendo de cada caso específico, los empleados deberían analizar los beneficios de salud y generales para la cobertura médica de rutina y de emergencia, la política de licencias médicas y beneficios extras como el cuidado de niños. Las parejas deben comparar sus coberturas para ver quién tiene la mejor cobertura familiar.

Comience a planificar para los gastos del hijo lo antes posible. Los servicios de guardería infantil de jornada completa o media jornada para padres que trabajan pueden ser sorprendentemente costosos y difíciles de conseguir dependiendo del lugar. En 2015, la Casa Blanca informó que el costo promedio del cuidado infantil de jornada completa es de aproximadamente $10.000 por año, y un informe de Boston Globe de 2014 (https://www.bostonglobe.com) publicó cifras de cada uno de los estados, que eran significativamente mayores. Para su tranquilidad y economía, lo mejor es tratar el tema del cuidado infantil lo antes posible. Los futuros padres también pueden hablar con un asesor fiscal profesional para ver si les conviene más reclamar el Crédito por Cuidado de Hijos y Dependientes sobre sus impuestos o pagar los gastos de la guardería con una Cuenta de Gastos Flexibles ofrecida por su empleador.

Los seres queridos también pueden ayudar financieramente a la nueva familia de diferentes formas. Pueden ofrecerles consejos sobre la paternidad, cuidar a los niños cuando lo necesiten, compartir cupones de descuentos y pasarles ropa, juguetes y equipamiento infantil en buen estado que ya no necesiten. Para los que deseen ofrecer ayuda financiera, pueden hacerlo a través de una Cuenta de Ahorro para la Educación Coverdell, un plan de ahorro universitario 529 o haciendo una donación de dinero o bienes para el niño, sujeta a las reglas del IRS. Además, cualquiera puede pagar directamente los gastos médicos de alguien que no esté declarado como dependiente en ciertos casos. Si sus amigos o familiares le ofrecen ayuda financiera, sugiérales que evalúen las opciones con un experto financiero y fiscal.

Por último, los futuros padres deben convertirse en cazadores de ofertas y ahorristas profesionales, enfocándose por igual en el manejo de los gastos del niño como en el logro de las metas de retiro. Ambas metas financieras son igualmente importantes.

En resumen: Planificar una familia con tiempo tiene sus beneficios. Evalúe sus finanzas, pida consejos a sus amigos y familiares y busque la ayuda de expertos profesionales si lo necesita.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir