facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra recursos relacionados con la salud, la seguridad, la educación y la banca para proteger tu salud y tus finanzas.

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

December 18, 2009

Los proverbios perduran en el tiempo gracias a su universalidad. El refrán “Una manzana podrida arruina todo el cajón”, por ejemplo, nos enseña que las buenas personas (o las buenas empresas) pueden verse afectadas por asociarlas a otras cuyas prácticas son inescrupulosas, aun cuando no utilicen las mismas tácticas engañosas.

Este es un ejemplo: Debido a que unas pocas empresas dedicadas al comercio electrónico abusaron de una práctica llamada “facturación por opción de renovación negativa”, se está menoscabando la confianza del cliente en la credibilidad de las demás empresas que venden en línea. Según una encuesta realizada recientemente por Visa Inc., el 29 por ciento de los estadounidenses creen que han sido víctimas de esta práctica. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) está de acuerdo, y destaca que aproximadamente 3,2 millones de estadounidenses denunciaron este u otros tipos de cargos no autorizados similares en 2007.

En pocas palabras, la facturación por opción negativa es aquella en la que se le exige a los clientes que especifiquen que no desean que se le apliquen cargos recurrentes por futuros productos o servicios, generalmente, solicitándoles que destilden una casilla de “términos y condiciones” o “autorización de pago”, que ya viene tildada por defecto. Por lo general, esta cláusula está escondida en la letra pequeña, que la mayoría de las personas no se molesta en leer.

Entonces, ¿cómo es que la gente queda atrapada? Puede ser tan simple como registrarse para obtener una prueba gratuita de un producto o servicio, sin darse cuenta de que, en realidad, se ha dado el consentimiento para que se le cobren cargos mensuales por envíos o costos futuros si no se cancela expresamente el servicio al término del período de prueba gratuito. Cancelarlo luego puede ser un calvario, ya que muchas empresas tienen un servicio de atención al cliente llamativamente lento o ineficaz (esperas interminables, líneas telefónicas que no son gratuitas, información de la cláusula “opt-out” escondida o inexistente, políticas de reembolso dificultosas, etc.)

El problema ha crecido en los últimos meses gracias a los comerciantes fraudulentos que se aprovechan de los bajos costos de la publicidad para llegar a una mayor cantidad de público. Visa, que monitorea el sistema de pago de los comerciantes, encontró que las empresas que utilizan prácticas de comercialización engañosas tienen hasta 20 veces más problemas con los consumidores que las empresas de comercio electrónico que no lo hacen.

En respuesta a la FTC, la organización Better Business Bureau y Visa se unieron para adoctrinar al público sobre la comercialización con cláusulas de opción negativa y cómo evitar ser una víctima más. Algunos de los pasos que recomiendan son:

  • Leer y entender todos los términos y condiciones (la letra pequeña) antes de completar una transacción.
  • Prestar especial atención a las casillas que ya vienen tildadas antes de enviar los datos de su tarjeta de crédito.
  • Revisar siempre los resúmenes de las tarjetas de crédito y débito para detectar cualquier cargo no autorizado.

Si a usted le están cobrando cargos recurrentes no autorizados, o inadvertidamente ha autorizado a que los cobren, primero trate de resolver la situación con la empresa en cuestión. Busque en su sitio web las instrucciones de cancelación o contáctese con el servicio de atención al cliente.

Si no pueden o no quieren resolver el problema, contáctese con la institución financiera emisora de su tarjeta y rechace los cargos. Como parte de su contrato como titular de la tarjeta, lo defenderán en su nombre ante el banco de la empresa.

Además, informe el problema a la Better Business Bureau –preferentemente, a la sucursal local donde se encuentre la sede central de la empresa. Y, finalmente, reporte las prácticas de comercialización abusivas al centro de atención de quejas de la FTC en www.ftc.gov/complaint.

Para obtener más información sobre cómo protegerse de los engaños del comercio electrónico, visite la página web dedicada de Visa en www.visa.com/dmp.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir